Escultura

Es aquí donde la figura humana es imprescindible, el centro sobre el que gira toda su obra escultórica. La esencia de la figura humana la plasma centrándose especialmente a través de la mujer.

Larrañaga se expresa entre lo figurativo y lo abstracto, buscando siempre transmitir la sensación de movimiento.

Trabaja con todo tipo de arcillas. Destacan también sus acabados, con los que crea sus propias texturas y para los utiliza patinas, esmaltes y la técnica del rakú.